Cargando...

La perspectiva sociológica y antropológica de la institución educativa

Funciones y finalidades de un lugar dedicado a la enseñanza-aprendizaje

Ensayo 2011 23 Páginas

Pedagogía - Pedagogía de los medios

Extracto

Resumen

El presente ensayo, desarrollado como complemento a las actividades formativas de la Maestría en Educación de la Universidad de la Sabana (Colombia), pretende abordar la institución educativa desde la perspectiva sociológica y antropológica, enfocado en su relación con la sociedad y desde sus finalidades, en la razón de ser propia de un espacio académico dedicado a la enseñanza - aprendizaje y lo que espera la sociedad como resultado de dicho proceso reflejado en la calidad humana y académica de sus estudiantes. Para tal propósito, se mencionan dichas perspectivas de la institución educativa que se encuentran en la tesis dirigida en la Universidad de La Sabana por la investigadora Marina Camargo "clima institucional: las relaciones entre los actores escolares (2008)", en relación con los fines que van más allá del conocimiento enciclopédico: debe incluir al niño, niña o joven en una sociedad organizada, llena de conflictos y hechos para la toma de decisiones, la formación ciudadana y sus implicaciones educativas.

Palabras clave

Institución educativa, finalidad de la institución educativa, perspectiva sociológica , enfoque antropológico.

Abstract

This essay was developed to complement the training activities of the Master of Education at the University de la Sabana, aims to address the educational institution from the sociological and anthropological perspective, focusing on its relationship with society and from their purpose, which are the main goals of an institution dedicated to education - learning and what society expects as a result of this process reflected in the human and academic quality of their students. For this purpose, it mentions these perspectives of educational institution are advised in the thesis at the University of La Sabana by researcher Marina Camargo "institutional climate: relationships between school actors (2008)", in relation to the purposes beyond encyclopedic knowledge: it should include the child or young person in an organized society, full of conflicts and facts for decision-making, civic education and their educational implications. Keywords Educational institution, purpose of the school, sociological perspective, anthropological approach.

Introducción

Este documento tiene como punto de partida, la intención de indagar el concepto de la institución educativa que vaya más allá del espacio físico y, dada su complejidad, se interna en dos perspectivas: la sociológica, que se refiere a las funciones que le asigna la sociedad, y la antropológica, porque es un espacio destinado a la enseñanza- aprendizaje que gira en torno a las personas que componen la comunidad educativa. Se considera que este abordaje permite tener un panorama certero y amplio del objeto de estudio del presente artículo, siendo que revisa a la institución educativa desde lo interno y lo externo según sus particularidades.

Por esta razón, el objetivo de este trabajo es que, una vez se ha decidido revisar lo sociológico y lo antropológico, se busque responder a la pregunta ¿ qué es , cómo se compone y conforma la institución educativa?. Es importante visualizar dichos procesos desde el concepto de persona y se debe aprehender algunas propuestas teóricas de distintos autores que acercan al lector a un conocimiento holístico de la institución educativa.

El trabajo se encuentra dividido en tres apartados. Se inicia con una introducción para ubicar el tema que se desarrollará en el artículo. El segundo, se refiere a la institución educativa, las definiciones de distintos autores y el hecho de plantear un abordaje desde lo organizativo y lo socio - cultural. Finalmente, se presentan las conclusiones y la bibliografía utilizada.

Un acercamiento al concepto de Institución educativa

¿Qué es la institución educativa? Una pregunta que aparentemente es sencilla, aunque al intentar resolverla se debe pensar no solo como la estructura física sino en su propia dinámica y es por esto que se debe dar una mirada a todas las perspectivas, representaciones y paradigmas que hay dadas desde su formación y entendidas desde su evolución. Para Sandoval (2008, p. 132), “es el ámbito donde se realiza la acción formativa para posibilitar a la persona crecer, mejorar, perfeccionarse, desarrollarse integralmente y trascender”. Si una organización no cumple con las funciones mencionadas, entonces no podría llamarse educativa - agrega la autora.

En el mismo sentido, la autora Marina Camargo en su investigación "Clima Institucional: relaciones entre los actores escolares" (2008) menciona a Señorino y Bonino (2004) quienes afirman que la institución educativa puede entenderse desde siete lugares distintos, así:

- Desde el punto de vista de una definici ó n ostensiva , la idea de institución educativa se adecua a la representación del sentido común y lo que acude a la mente es la idea de un edificio o escuela, identificable con claridad y cierta notoriedad por algunas características presentes y visibles en su infraestructura.
- En un sentido negativo, la institución educativa se define por contraposición a ciertas actividades e instituciones de las que quiere tomar distancia: no es asistencialismo ni política ni mercado.
- Una definición de car á cter intr í nseco e inmanente permite entender la institución educativa a partir de la función inherente que cumple o de los rasgos distintivos y estrictamente educativos que quieren destacarse, como por ejemplo la eficacia y la calidad.
- Desde un punto de vista extr í nseca o contextual , una institución educativa procede de principios no necesariamente inherentes al objeto o función de que se trata sino más allá de ello, a la comprensión de una realidad que abarca contextos o marcos más amplios de la realidad cultural en los que se desempeña, aunque no puede aportar nada de sí para modificar las estructuras sociales, lo que reduce la institución a un problema de la estructura económica e ideología dominantes.
- En forma nominal o verbal -llamada de diccionario- la institución educativa se define por sus sinónimos, y por esa vía se asimila a organización, en cuanto se entiende por ella cada una de las muchas organizaciones del estado nación e igualmente se le entiende como instrucción, educación o enseñanza.
- Normativamente, en el deber ser, la institución educativa se entiende en los términos establecidos por la constitución y las leyes en una perspectiva utópica que no necesariamente tiene en cuenta la experiencia.
- La definición esencialista, por último, entiende por institución educativa aquella función para lo que fue creada como tal institución: educar, formar.

La cita anterior indica que es necesario indagar en las circunstancias propias del ser, el deber ser y el tener que ser referidas a las funciones y finalidades de la institución educativa. Esto quiere decir que más allá del espacio físico, la sociedad le asigna unas funciones específicas, así mismo espera obtener unos resultados en cada colegio, escuela o instituto, que se verá demostrado en una mejor sociedad. En este sentido, cabe preguntarse si es adecuado que se le asigne gran parte de la responsabilidad en la formación humana y académica de los y las estudiantes. Una discusión interesante que debe incluir a otras instituciones sociales tales como la familia o averigüar si la institución educativa de hoy realmente cumple con los requerimientos de la sociedad actual.

Con respecto a la institución educativa según lo que tiene que ser, varios autores consideran la institución educativa como una organización, aunque no todos la entienden de la misma manera. Según Hoyle (1996:25 -1986:1, en Bardisa, 1997, p. 65) una organización de forma tradicional es un tipo de unidad característica que lo distingue de “los diferentes tipos de unidad social, como familias, grupos de pares, tribus, comunidades y estados nacionales” con objetivos y tareas específicos -clara división del trabajo, bien estructurada, autoridad legítima que inviste a ciertos miembros y un conjunto de procedimientos de gestión - que redundará en su funcionamiento eficaz.

Igualmente, para Albornoz (2002, p. 34), “La institución educativa es una particular modalidad de interacción de un grupo humano”, lo que permite considerarla como un conjunto de personas con un interés fundamental y concurrente para reunirse en ella, aunque con intereses específicos, valores, motivaciones, historias de vida y concepciones de mundo diversas, singulares y no siempre coincidentes. Sin embargo, el hecho de hacer parte de la institución educativa permite ver a este grupo en forma compatible, en cuanto forma parte de una misma cultura y, por consiguiente, comparte ciertos rasgos y maneras de actuar. Por ello, es posible comprender, analizar e interpretar los fenómenos que comparten en términos de la misma unidad.

Las definiciones dadas por los dos autores anteriores contrastan entre sí porque se cuestionan si la institución educativa es una organización , con finalidades y funciones específicas, o si su énfasis debe ser lo humano y el grupo de personas que la componen, que incluye estudiantes, docentes, padres de familia y la comunidad en general que rodea a la escuela, colegio o instituto. Luego del análisis, es evidente que la organización es importante sin que esto signifique el olvido de sus fines y el centro de su razón de ser, la persona que se está educando en un proceso formativo, pedagógico, académico y convivencial.

De otra parte, desde el deber ser de la institución educativa, para Camargo (2008, p. 47), “la institución educativa es un concepto sociológico que intenta captar un fenómeno histórico, mediante el cual las sociedades han generado procesos educativos para satisfacer las necesidades de conocimiento y de vinculación con la sociedad por parte de las generaciones que así lo requieren”. Luego, corresponde a la necesidad fundamental de socializar o formar a los individuos de una sociedad, como práctica estructurada. Igualmente, para la misma autora, “la institución educativa es un espacio construido a través de imaginarios y representaciones, pero también se constituye en el espacio de articulación de lo viejo con lo nuevo, el espacio de la filiación simbólica”, donde se distribuye lo que Bourdieu (1998, p. 8) llama el capital cultural, se fortalecen los vínculos sociales mediante la circulación de saberes, su reproducción y transformación con el dispositivo pedagógico que la caracteriza y la vinculación, adaptación e integración de los individuos a la sociedad1.

Otro aspecto importante a considerar en términos de aclarar el significado de institución educativa, desde el punto de vista simbólico y representacional, es su capacidad de incluir en la mente de las personas, a su paso por ella, los comportamientos institucionalizados de la sociedad, bajo la forma de valores, normas, reglas, preceptos o convencionalismos sociales (Camargo, 2008, p. 49). Ello no sucede de manera homogénea ni estandarizada, precisamente porque en este proceso también están comprometidas las características y la actividad de los individuos al hacer parte de la institución y participar en su construcción. Por ello, la institución educativa logra que el individuo se ligue a la sociedad de muy diversas

1. Esta perspectiva Bourdeiana infiere que la institución educativa es un auténtico espacio que reproduce nuevos saberes, al mismo tiempo que conserva las tradiciones y las enseñanzas de generaciones anteriores; igualmente, prepara a los niños, niñas y jóvenes para los desafíos de la sociedad en la cual deben vivir y convivir con otros. maneras que no dependen totalmente de ella pero en la que ejerce un papel intencional fundamental.

Aunque la institución educativa no se asimila a unos recursos materiales e instalaciones físicas, sí puede decirse que en forma concreta y material se entiende como el espacio físico y simbólico, bien demarcado, en que se lleva a cabo la acción educativa, regida por unas reglas determinadas para su funcionamiento (en el caso colombiano, una legislación educativa particular y el PEI), en la cual los integrantes establecen diferentes formas de relacionarse entre sí, de acuerdo a sus roles, funciones, formación, concepciones, historias, edad y demás características personales y sociales que influyen en la interacción. Así lo entiende Fernández (1994, p. 45): La escuela como "...establecimiento institucional es una unidad social compleja constituida por un conjunto de grupos que se mueven en un espacio material común; funcionan de acuerdo a ciertas metas y programas, obtienen resultados que le significa relaciones de interacción con el medio y hacen todo eso a través de una organización y funcionamiento..."

Las perspectivas de análisis de la institución educativa, que permiten recoger su complejidad, postulan de manera general su estudio como unidades con sentido en sí mismas. La aproximación a la institución educativa tiene en cuenta supuestos, énfasis y categorías diferentes que configuran puntos de vista o perspectivas como los que se destacan a continuación. Dichos planteamientos se encuentran en la tesis dirigida en la Universidad de la Sabana por la investigadora Marina Camargo "Clima y cultura institucional (2008, p. 78)":

Desde el punto de vista estructural, "la institución educativa puede ser vista en dos sentidos que permiten entender su manera de ordenarse e integrarse: en cuanto se relaciona con la sociedad que le impone características determinadas por esa pertenencia, al extremo que podría postularse que las instituciones educativas repiten a nivel micro a las sociedades en cuanto a sus formas de constituirse y funcionar".

[...]

Detalles

Páginas
23
Año
2011
ISBN (Ebook)
9783656826637
ISBN (Libro)
9783656827245
Tamaño de fichero
448 KB
Idioma
Español
No. de catálogo
v282755
Calificación
Etiqueta
funciones

Autor

Anterior

Título: La perspectiva sociológica y antropológica de la institución educativa