Cargando...

Generación de Electricidad Mediante Energías Renovables

Aplicación de la Directiva Europea de Energías Renovables al Sector Eléctrico en España

de Thomas Schuldt (Autor)

Tesis (Bachelor) 2013 46 Páginas

Economía de las empresas - Administración de empresas, gestión, organización

Extracto

Tabla de Contenido

1 Introducción
1.1 Contexto
1.2 Objetivos
1.3 Metodología
1.4 Estado de la cuestión
1.5 Estructura

2 El Marco Legal para las Energías Renovables en el Sector Eléctrico
2.1 La Directiva Europea de Energías Renovables 2009/28/CE
2.1.1 Contexto
2.1.2 Contenido
2.1.3 Plazos
2.1.4 Conclusión
2.2 Plan de Energías Renovables 2011-2020
2.2.1 Contexto
2.2.2 Contenido
2.2.3 Marco Legal Español Relacionado
2.3 Conclusión

3 Impactos en el Sector Eléctrico Español
3.1 Contexto
3.1.1 Descripción del Mercado Eléctrico Español
3.1.2 Los Productores Claves de Electricidad en España
3.2 Impacto en “Principales Agentes” de “Régimen Ordinario” y “Régimen Especial”
3.2.1 Iberdrola
3.2.2 Endesa (Enel Green Power España)
3.2.3 Gas Natural Fenosa (Gas Natural Fenosa Renovables)
3.2.4 EDP – Hidrocantábrico (EDP Renováveis)
3.3 Impacto en “Otros Agentes” de “Régimen Especial”
3.3.1 Axpo Iberia (EGL Energía Iberia)
3.3.2 ACCIONA Energía
3.3.3 Enérgya VM
3.3.4 Otros
3.4 Problemas Encontrados Durante la Investigación
3.4.1 Problema de disponibilidad de cifras y datos
3.4.2 Problema de actualidad de cifras y datos
3.4.3 Problema de inestabilidad regulatoria
3.4.4 Conclusión preliminar

4 Conclusiones Generales

Bibliografía

Índice de Gráficos

Índice de Tablas

1 Introducción

1.1 Contexto

“Invertiría todo mi dinero en el sol y la energía solar, fuente de poder tan maravillosa. Espero que no tengamos que esperar a que se acabe el petróleo o el carbón para aprovechar la energía solar al máximo” (Rogers, 2007).

En cumplimiento con esta declaración de Thomas Edison, surgieron durante las últimas décadas del siglo veinte las primeras políticas medioambientales en la Unión Europea como consecuencia del aumento de la contaminación del planeta. Tras aquellas primeras políticas, cuyo fin no era otro sino la protección de la base de la supervivencia humana, se implementaron con mayor frecuencia iniciativas medioambientales con metas cada vez más detalladas y ambiciosas. Como resultado de un fuerte lobby combinado con datos científicos convincentes, las grandes organizaciones mundiales empezaron a preocuparse seriamente sobre temas como el cambio climático antropogénico. El primer gran éxito a nivel mundial para la protección del medio ambiente fue la ratificación del Protocolo de Kioto sobre el cambio climático en el año 1997.

Especialmente la Unión Europea ha vuelto a ser un partidario fuerte de la mitigación del cambio climático a través del cumplimiento del Protocolo de Kioto. Mediante políticas prodigiosas desde principios de este milenio ha demostrado su convicción por facilitar un desarrollo sostenible dentro y fuera de sus límites geográficos. Una actuación clave en este ámbito fue la promulgación de la Directiva de Energías Renovables (2009/28/EC) en 2009. Esta contradijo firmemente a los negacionistas del calentamiento global, pero también sirvió para independizarse de los proveedores extranjeros de combustibles y para crear un marco legal y tecnológico para mejorar la eficiencia energética (hasta el año 2020) en las áreas de transporte, electricidad y producción de calor y frio.

Como todos los países miembros de la Unión Europea, España también tenía la obligación de implementar esta directiva a nivel nacional para contribuir a lograr los objetivos europeos. Con este fin se creó el Plan de Energías Renovables 2011-2020 que entró en vigor en 2011 y el cual conlleva consecuencias muy amplias especialmente para el sector eléctrico español.

1.2 Objetivos

El presente trabajo de investigación académico se centra en la aplicación de una de las medidas más prodigiosas de la Unión Europea en el ámbito del desarrollo sostenible, la Directiva de Energías Renovables, en uno de los países pioneros en el ámbito de las energías renovables, España. Como este país goza de unas condiciones geográficas muy favorables para la producción de electricidad a partir de fuentes renovables, este trabajo está enfocado especialmente en el impacto de la directiva en el sector de la producción de energía eléctrica en España. En la investigación se toman en cuenta principalmente las tres tecnologías de producción de electricidad renovable con mayor incremento absoluto planificado en potencia instalada entre los años 2010 y 2020: eólica en tierra, solar termoeléctrica y solar fotovoltaica[1] (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, 2011a).

Este trabajo quiere analizar a nivel empresarial los posibles efectos de la Directiva de Energías Renovables tanto en las estrategias publicadas como actuaciones ejecutadas por empresas productoras de energía eléctrica.

El objetivo final de la investigación es comprobar si hay una relación entre la directiva y el comportamiento de estas empresas; y en tal caso ¿qué aspecto tiene?; o si por el contrario no hay nexo alguno. El horizonte temporal de investigación es desde el 4 de marzo de 2011, cuando el gobierno español transformó la directiva en Ley Nacional, hasta la actualidad, el 11 de marzo 2013.

Aunque seguramente fuese de gran interés analizar también los efectos socioeconómicos, sociales y medioambientes de la Directiva de Energías Renovables, este trabajo se centra, debido a limitaciones formales, en el análisis de los efectos de la directiva en las estrategias y el comportamiento de las empresas eléctricas en España.

1.3 Metodología

Para conseguir investigar los efectos de la Directiva de Energías Renovables en el sector eléctrico español, es necesario entender los objetivos y las características regulatorias dirigidos a cada país miembro de la Unión Europea inherentes en este documento. La manera más exacta de lograr este entendimiento es la consulta de la base legal en su texto original: Directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de abril de 2009, relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables y por la que se modifican y se derogan las Directivas 2001/77/CE y 2003/30/CE.

Como la directiva exige la creación de planes de acción para proponer medidas de implementación de la directiva a nivel nacional de cada país miembro, el próximo paso de cara a la investigación de los efectos de esta directiva al sector eléctrico español, es profundizar en las implicaciones de la directiva en España: El Plan de Energías Renovables 2011-2020 publicado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía que es parte del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio en el año 2011.

Después de comprender los causantes de posibles impactos en el sector eléctrico español, se continúa con la observación de estos impactos en la realidad empresarial. Por un lado, es importante estudiar detalladamente tanto sitios web corporativos como informes anuales y noticias de prensa de los principales agentes en el sector eléctrico español. Por otro lado, se recomienda el análisis de fuentes independientes como informes del sector de energías renovables, artículos de prensa y otra literatura reciente sobre este tema para no correr el riesgo de basar los resultados de la investigación exclusivamente en fuentes posiblemente sesgadas. Esta investigación se limita al análisis de información públicamente accesible.

Al final, se discuten los resultados de la investigación mediante entrevistas con expertos de las cátedras Rafael Mariño de Nuevas Tecnologías Energéticas y BP de Energía & Sostenibilidad de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid. De esta manera también se pueden indagar informaciones y puntos de vista adicionales que sirven para el entendimiento holístico en el contexto amplio del ámbito de investigación.

1.4 Estado de la cuestión

La necesidad de investigación de los efectos de la Directiva de Energías Renovables en el sector eléctrico de España nace del hecho de que hasta el momento, dos años después de la entrada en vigor del Plan de Energías Renovables 2011-2020 como consecuencia de la directiva, no existe ningún documento que analice esta relación a nivel empresarial en conjunto.

Este trabajo quiere servir para el mejor entendimiento del impacto de la directiva en el sector eléctrico español, pero también como amplia base para una investigación más profunda en otros aspectos relacionados con este tema.

1.5 Estructura

El primer capítulo de este trabajo contiene una breve introducción a la temática de las energías renovables en la Unión Europea y presenta los objetivos, la metodología y la razón de la investigación sobre los efectos de la Directiva de Energías Renovables en el sector eléctrico español.

En el segundo capítulo se describe el marco legal para las energías renovables en el sector eléctrico. Este marco se define a nivel europeo a través de la Directiva de Energías Renovables 2009/28/CE, y a nivel nacional mediante el Plan de Energías Renovables 2011-2020 y leyes complementarias.

El tercer capítulo trata de hallar evidencias para comprobar que el comportamiento de las empresas productoras de electricidad en España resulta de las medidas establecidas en el marco legal presentado en el capítulo anterior.

En el cuarto capítulo se sacan conclusiones en base a las observaciones descritas en el tercer capítulo sobre la pregunta de investigación de si hay una relación entre la directiva y el comportamiento de las empresas productoras de electricidad; y en caso de haberla ¿qué aspecto tiene?; o si es que no existe un nexo en absoluto.

2 El Marco Legal para las Energías Renovables en el Sector Eléctrico

2.1 La Directiva Europea de Energías Renovables 2009/28/CE

2.1.1 Contexto

Con la adopción del Protocolo de Kioto sobre el cambio climático en el año 1997, la Unión Europea, en medio de la euforia medioambientalista, empezaba a tomar sus primeras acciones para fomentar el uso de electricidad de fuentes renovables. Con la publicación del libro blanco Energy for the Future en el año 1997, se creó el fundamento para una política de energías renovables independiente de la política climática. En este libro blanco la Unión Europea forzó a sus países miembros a duplicar el porcentaje de energías renovables en el consumo de energía primaria hasta el año 2010 (Oberthür y Pallemaerts, 2010).

Mientras la Unión Europea veía que un aumento en la generación de energía de fuentes renovables reduce las emisiones, la organización era partícipe de una política climática eficaz y sostenible contemplando dos ventajas clave adicionales. Por un lado, disminuir el consumo de energías fósiles. Ya que la mayoría de los combustibles fósiles han de ser importados a la Unión Europea, el uso incrementado de energía renovable no sólo mejora el balance de comercio de la Unión Europea y diversifica el tipo de generación y las fuentes de electricidad, sino que también aumenta la seguridad de servicio y la independencia de países petrolíferos. Por otro lado, el crecimiento del sector de las energía renovables tiene efectos macroeconómicos muy positivos, ya que el uso de la tecnología innovadora viene de la mano de la creación de un gran número de puestos de trabajo y crea un valor añadido de varios miles de millones de euros (Oberthür y Pallemaerts, 2010).

De cara a aumentos exponenciales de los precios de energía y un arduo proceso de implementación de la energías renovables en los países miembros, la Unión Europea adoptó la Directiva 2001/77/CE“relativa a la promoción de la electricidad generada a partir de fuentes de energía renovables en el mercado interior de la electricidad“ (Parlamento Europeo y Consejo de la Unión Europea, 2001). El objetivo de esta ley, obligatoria para todos los países miembros de la Unión Europea, era establecer metas porcentuales individuales en el uso de energías renovables en el año 2010 y facilitar la gestión de redes eléctricas y procesos administrativos. Además, la directiva conllevaba entre otros, la introducción de certificados de origen para comprobar que la energía viniese de fuentes renovables, la creación de un sistema de comercio de derechos de emisión intracomunitario y programas de apoyo para la generación de energía renovable a nivel de la Unión Europea (Oberthür y Pallemaerts, 2010).

De cara a problemas de implementación de la Directiva 2001/77/CE a nivel nacional, a ineficiencias del sistema de comercio de derechos de emisión y al temor de no alcanzar las metas en la generación de energía renovable en el año 2010, la Comisión Europea presentó la propuesta An Energy Policy for Europe en enero de 2007. Basado en los planes del Roadmap para las Energías Renovables del año 2006, se declaró factible la meta de generar el 20% de la electricidad mediante fuentes renovables en el año 2020. Esta meta de la política de energías renovables junto con la política de eficiencia energética y planes de reducción de emisiones formaba parte del famoso Paquete Europeo de Energía y Cambio Climático, con la iniciativa 20-20-20 en el año 2020 promulgada en 2008. El Roadmap también indicaba que una política de energía renovable obligatoria para los países miembros e independiente implicaría estabilidad para los inversores, lo cual garantizaría crecimiento económico (Oberthür y Pallemaerts, 2010).

En base al Roadmap la Comisión Europea publicó su Climate and Energy Package el 23 de enero de 2008, en el cual reconoció la importancia de las interrelaciones entre la política energética y la política climática, y que contenía una evaluación de impactos con la modelación de diferentes escenarios económicos y políticos. Esta evaluación llegó al resultado, de que el paquete total podría costar 70 mil millones de euros al año hasta 2020, mientras que solamente la implementación de las leyes de energías renovables costaría entre 10,6 y 18 mil millones euros anuales. Esos costes reducirían las emisiones de CO2 entre 600 y 900 millones de toneladas y la demanda de combustibles fósiles en 250 millones toneladas, creando 300.000 puestos de trabajo adicionales (Oberthür y Pallemaerts, 2010).

Fundamentado en la propuesta de la Comisión Europea y como resultado del Roadmap, la Directiva 2009/28/CE “relativa al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables” (Unión Europea, 2009) entró en vigor el 25 de julio de 2009.

2.1.2 Contenido

El objetivo principal de la Directiva 2009/28/CE es la creación de un nuevo marco legal común para fomentar el desarrollo de las energías renovables[2] hasta llegar a una cuota del 20% en el consumo de energía total en el año 2020. Esta cuota se puede lograr a nivel de los países miembros a través de actuaciones en los sectores de la electricidad, la calefacción y la refrigeración, y el transporte. La directiva se compone de cinco elementos principales (Unión Europea, 2009).

Primero, la directiva define metas nacionales obligatorias para cada país miembro respecto al uso de energía de fuentes renovables y propone soluciones para alcanzar estas metas hasta el año 2020. Aunque la meta total es el 20%, las metas nacionales pueden variar según los diferentes potenciales de energías renovables y combinaciones energéticas en cada país (Unión Europea, 2009).

illustration not visible in this excerpt

Gráfico 1: Objetivos globales nacionales de energías renovables (Unión Europea, 2009)

Segundo, la directiva requiere que cada país miembro cree para el 30 de junio del año 2010 un Plan de Energías Renovables que proponga estrategias nacionales y medidas específicas para el desarrollo de energía de fuentes renovables para cumplir con las metas nacionales. Estos planes de acción deben contener metas individuales para la cuota de energía de fuentes renovables en los sectores de la electricidad, la calefacción y la refrigeración, y el transporte. En el sector de la electricidad la directiva no exige de forma explícita una cuota predefinida de las energías renovables en la generación eléctrica (Unión Europea, 2009).. Consecuentemente, este trabajo está enfocado en torno a este elemento de la directiva, junto con el sector eléctrico español, el Plan de Energías Renovables 2011-2020 de España, y los efectos en el sector de la generación de electricidad.

Tercero, establece mecanismos de cooperación que permiten a los Estados miembros cooperar de manera bilateral o multilateral hasta involucrar a países terceros en la producción de energía renovable, con el fin de ayudar a cumplir con la meta total de la Unión Europea de manera eficiente en coste. Al lado de las reglas para proyectos conjuntos, estos mecanismos incluyen „normas relativas a las transferencias estadísticas entre Estados miembros y con terceros países“ (Unión Europea, 2009).

Cuarto, incluye reformas administrativas y regulatorias, por ejemplo relativas a las garantías de origen de las energías renovables, a los procedimientos administrativos, “la información y la formación, y el acceso a la red eléctrica” (Unión Europea, 2009) para las energías renovables. Además, dicta una única forma de calcular la cuota de energías renovables para todos los Estados miembros. La idea general es dividir el consumo final bruto de energía procedente de fuentes renovables entre el consumo final bruto de energía de todas las fuentes energéticas, y expresar el resultado como porcentaje. Las indicaciones para el cálculo más detallado se encuentran en la directiva bajo el Artículo 6: Cálculo de la cuota de energía procedente de fuentes renovables (Unión Europea, 2009).

Quinto, define criterios de sostenibilidad para los biocarburantes y biolíquidos (Unión Europea, 2009).

Con estos cinco criterios clave, la Unión Europea planifica alcanzar el objetivo de tener una cuota de energías renovables del 20% para el año 2020. En práctica, la Unión Europea requiere la implementación de la directiva por parte de todos los países miembros hasta diciembre del año 2010 como ley nacional (Unión Europea, 2009).

2.1.3 Plazos

Conforme a la ejecución de la directiva (Unión Europea, 2009), la Comisión Europea o los Estados miembros tienen que publicar una variedad de documentos para garantizar la implementación exitosa de la directiva. Las publicaciones más importantes son las siguientes:

illustration not visible in this excerpt

Tabla 1: Plazo importantes definidos por la Directiva de Energías Renovables (Unión Europea, 2009)

2.1.4 Conclusión

Con sus amplias medidas repartidas en cinco elementos temáticos diferentes, metas nacionales obligatorias, el requerimiento de planes de acción nacionales, la creación de mecanismos de cooperación, reformas administrativas y regulatorias, y la definición de sostenibilidad respecto a los biocarburantes, la Directiva de Energías Renovables parece ser un instrumento prometedor y poderoso en el camino hacia el uso de más energías renovables en la Unión Europea. Del mismo modo los efectos que la directiva conlleva son muy extensos.

[...]


[1] Aunque la energía hidráulica a gran escala proviene de fuentes renovables, la Directiva de Energías Renovables (Unión Europea, 2009) y el Plan de Energías Renovables 2011-2020 (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, 2011a) la consideran como energía convencional sin necesidad de más subsidios.

[2] Según la Unión Europea „energía procedente de fuentes renovables“ se define como „la energía procedente de fuentes renovables no fósiles, es decir, energía eólica, solar, aerotérmica, geotérmica, hidrotérmica y oceánica, hidráulica, biomasa, gases de vertedero, gases de plantas de depuración y biogás“ (Unión Europea, 2009).

Detalles

Páginas
46
Año
2013
ISBN (Ebook)
9783656432593
ISBN (Libro)
9783656436768
Tamaño de fichero
1.9 MB
Idioma
Español
No. de catálogo
v215266
Instituto / Universidad
University Pontificia Comillas Madrid – ICADE
Calificación
1,2
Etiqueta
energías renovables sector eléctrico España Unión Europea Directiva de Energías Renovables 2009/28/CE Plan de Energías Renovables 2011-2020 renewable energies electricity sector Spain European Union Renewable Energies Directive 2009/28/EC Renewable Energies Plan 2011-2020

Autor

  • Autor: undefined

    Thomas Schuldt (Autor)

    1 title published

Anterior

Título: Generación de Electricidad Mediante Energías Renovables