Cargando...

E-Basura: ¿Qué es la basura electrónica y qué hacer con ella?

Las responsibilidades de los equipos electrónicos en los departamentos de Colombia, Caldas y Medellin

Tesis Doctoral / Disertación 2010 129 Páginas

Ciencias ambientales

Extracto

TABLA DE CONTENIDO

DEDICATORIA

INTRODUCCIÓN

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

OBJETIVOS
OBJETIVO GENERAL
OBJETIVOS ESPECIFICOS

JUSTIFICACION

MARCO REFERENCIAL

MARCO CONTEXTUAL

1. GESTION DE RESIDUOS PELIGROSOS EN COLOMBIA
1.1. HACIA UNA GESTIÓN INTEGRAL DE RESIDUOS PELIGROSOS
1.2. 5 S para los planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos
1.3. COMERCIALIZACIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS INORGÁNICOS EN COLOMBIA
1.4. DISPOSICION FINAL DE RESIDUOS PELIGROSOS
1.5. PROBLEMÁTICA DEL INADECUADO MANEJO DE LOS RESIDUOS PELIGROSOS
Caso 1. Canal Love en Estados Unidos:
Caso 2. Khian Sea
Caso 3. Minas de Aznalcóllar
Caso 4. Bahía Minamata Japón
Caso 5. Plaguicidas del Copey Colombia
1.6. RESUMEN DE LA LEGISLACIÓN AMBIENTAL COLOMBIANA SOBRE RESIDUOS
1.7. SITUACION ACTUAL DE LOS RESIDUOS PELIGROSOS EN COLOMBIA:
1.8. RESIDUOS DE APARATOS ELECTRICOS Y ELECTRONICOS RAEE
1.8.1. PROPUESTA REGLAMENTACION DISPOSICION FINAL APARATOS ELECTRICOS Y ELECTRONICOS RAEE EN COLOMBIA
1.8.2. Peligros RAEE para la salud (GREENPACE, 2009):
1.8.3. Disposición Final de los RAEE (GREENPACE, 2009)
1.8.4. Responsabilidades Compartidas de los RAEE (GREENPACE, 2009)
1.8.6. NORMA TECNICA COLOMBIANA ISO
1.8.7. NORMA TECNICA COLOMBIANA ISO
1.8.8. Categorías de Electrodomésticos por volumen de RAEE Generado
1.8.9. MANUAL DE MANTENIMIENTO PREVENTIVO PLANIFICADO MMPP PARA ELECTRODOMESTICOS
a. Clasificación de los electrodomésticos:
b. Estimados del promedio de vida y costos de reemplazo de aparatos electrodomésticos
c. Mantenimiento Preventivo Planificado de Electrodomésticos:
1.8.10. BASES PARA LA FORMULACION DE LA POLITICA DE GESTION INTEGRAL DE RESIDUOS PELIGROSOS RESPEL EN COLOMBIA
a. Consideraciones Generales
b. Principios

2. ANALISIS MANEJO RESIDUOS PELIGROSOS RESPEL EN EL DEPARTAMENTO DE CALDAS
2.1. RUTA DE ANÁLISIS RESIDUOS PELIGROSOS DEPARTAMENTO DE CALDAS
2.2. ENCUESTA APLICADA
2.3. TABULACIÓN Y ANÁLISIS DE RESULTADOS
2.4. INFORME DEL ESTADO Y MANEJO DE RESIDUOS PELIGROSOS EN UNA EMPRESA AGROINDUSTRIAL DE CALDAS
2.4.1. EL MANEJO DE LOS RESPEL EN LA EMPRESA AGROINDUSTRIAL
2.4.2. MANEJO Y DISPOSICIÓN DE RESPEL
2.4.3. CONCLUSIONES
2.4.4. RECOMENDACIONES
2.4.5. PLAN DE MEJORAMIENTO
2.5. INFORME DEL ESTADO Y MANEJO DE RESIDUOS PELIGROSOS EN UNA EMPRESA MANUFACTURERA DE CALDAS
2.5.1. EL MANEJO DE LOS RESPEL EN LA EMPRESA MANUFCTURERA
2.5.2. CONCLUSIONES
2.5.3. RECOMENDACIONES
2.5.4. PROPUESTA DE PLAN DE MEJORAMIENTO

3. MODELO DE GESTION PARA LA RECOLECCION Y ACOPIO DE LOS RESIDUOS ELECTRONICOS EN EL MUNICIPIO DE MEDELLIN (Medellín, 2009)
a. Estimación por Suministro del Mercado
b. Estimación por Penetración de los Aparatos
c. Modelo de Gestión RAEE Medellín
Flujograma de Gestión RAEE
Requisitos y Especificaciones
Capacidad máxima del sistema:
Estrategia comercial:
Mecanismos de Retoma y Recolección:
Gestión local

4. DISEÑO METODOLOGICO
1. Etapa de Análisis
2. Etapa de Diseño
3. Etapa de Implementación

5. CONCLUSIONES

6. BIBLIOGRAFÍA

TABLA DE ILUSTRACIONES

Figura 1 Tabulación pregunta 1

Figura 2 Tabulación pregunta 2

Figura 3 Tabulación pregunta 3

Figura 4 Tabulación pregunta 4

Figura 5 Tabulación pregunta 5

Figura 6 Tabulación pregunta 6

Figura 7 Tabulación pregunta 7

Figura 8 Tabulación pregunta 8

Figura 9 Tabulación pregunta 9

Figura 10 Tabulación pregunta 10

Figura 11 Tabulación pregunta 12

INTRODUCCIÓN

El Hombre en su afán de subsistir y de sobrevivir al entorno que lo rodea ha generado una serie de acciones probablemente “incorrectas”, que han ocasionado consecuencias desfavorables para el medio ambiente, agotando de alguna manera los recursos y herramientas que la naturaleza nos ofrece para que con el buen uso de estas, desarrollemos diferentes actividades de la vida cotidiana que beneficien tanto al medio natural como a la misma sociedad. Por tal motivo, se debe tomar consciencia de la importancia de la conservación y del aprovechamiento de dichos recursos en pro de la humanidad y la naturaleza, pues de su adecuado manejo depende la prolongada existencia y preservación no solo de nosotros mismos sino también de las organizaciones a las que pertenecemos que hacen parte del Ecosistema que nos garantiza la supervivencia. Sin dejar a un lado la responsabilidad social que traen nuestras acciones, teniendo presente que no basta solo la implementación de protocolos, recursos y acuerdos, sino que también es fundamental el compromiso, y grado de concientización ambiental que debemos manejar en el correcto aprovechamiento y disposición final de los recursos.

Colombia es uno de los países que ha venido desarrollando diversidad de políticas y estrategias que minimicen la influencia negativa de los Residuos Peligrosos RESPEL, ya que ante la escasez mundial de recursos naturales, tecnológicos, financieros, políticos y de infraestructura, el manejo de los residuos peligrosos no ha sido apropiado, excepto para algunas empresas del sector Salud; sin embargo, las empresas deben concientizarse que sus propios consumidores se han vuelto cada vez más exigentes, y el entorno laboral al que pertenecen de alguna manera necesita de organizaciones competentes en sus áreas, y con ventajas competitivas frente a otras, y respetar el medio ambiente y los recursos naturales ha sido una de las principales tendencias que últimamente demanda toda la sociedad; por tal motivo, conocer e identificar los diferentes procesos de manejo y mantenimiento de los RESPEL genera reconocimiento a nivel nacional y mundial, sea esta la oportunidad de aportar y generar conciencia a los lectores de este trabajo para que puedan poner en práctica los conocimientos que aquí se ilustran, y que quizá los especialistas y encargados de esta labor aún desconocen.

Gracias a la electrónica se llevaron a cabo los descubrimientos científicos que tuvieron inmediata aplicación práctica y viceversa, las aplicaciones prácticas fomentaron la investigación científica para resolver diferentes problemas, lo cual a su vez abrió nuevos horizontes científicos, el desarrollo de la electrónica, se ha constituido en uno de los más grandes sucesos de la época moderna y nos ha permitido contar con dispositivos que se emplean en productos como videojuegos, hornos de microondas, sistemas de control para automóviles, dispositivos biomédicos, entre otros; también los podemos encontrar equipos de prueba como medidores, generadores y osciloscopios, dispositivos de telecomunicación y consumo masivo como los celulares, radios, televisores y computadores personales.

A partir de una serie de investigaciones, se elaborará el proyecto la responsabilidad compartida en la disposición final de los equipos electrónicos en algunos municipios del Departamento de Caldas, vistos desde la gestión del mantenimiento y los procesos de gestión de calidad, con las diversas dimensiones que se relacionan a la administración del exceso de equipos electrónicos obsoletos. Por una parte se pretende recoger las experiencias de los países industrializados sobre este tema; y por otra, conocer cuál es situación en Colombia Departamento de Caldas sobre la administración de residuos electrónicos.

A más tardar en el 2010 Santafé de Bogotá, la capital del país pondrá en marcha una estrategia integral para que la basura electrónica que generan aparatos como celulares, computadores, impresoras y electrodomésticos tenga un proceso de reciclaje adecuado. Hasta el momento, las únicas propuestas al respecto han sido puntuales, de parte del Ministerio de Ambiente en asocio con algunos fabricantes de tecnología, pero sin estar alineadas dentro de un proyecto que vincule todo tipo de dispositivos electrónicos.

Entre ellas se encuentran los planes para recoger celulares y consumibles de impresión como cartuchos y tóneres, y propuestas con computadores, portátiles e impresoras, sin dejar de lado la iniciativa que lidera el programa Computadores para Educar, que reacondiciona PC donados por empresas del país.

Aunque no se han definido las medidas a implementar, algunas de ellas serían campañas para concientizar a la gente para que entregue sus equipos viejos, que todos los fabricantes mantengan y aumenten los puntos de recolección de aparatos y que, posteriormente, exista un proceso con alguna empresa que se dedique al tema para deshacerse de esta basura.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

¿CÓMO ANALIZAR LAS RESPONSABILIDADES COMPARTIDAS EN LA DISPOSICIÓN FINAL DE LOS EQUIPOS ELECTRÓNICOS EN ALGUNOS MUNICIPIOS DEL DEPARTAMENTO DE CALDAS, VISTOS DESDE LA GESTIÓN DEL MANTENIMIENTO Y LOS PROCESOS DE GESTIÓN DE CALIDAD?

OBJETIVOS

OBJETIVO GENERAL

Analizar las responsabilidades compartidas en la disposición final de los equipos electrónicos en algunos municipios del Departamento de Caldas, vistos desde la gestión del mantenimiento y los procesos de gestión de calidad.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

1. Analizar el manejo que se le está dando a los residuos peligrosos y la información con que se cuenta al respecto en las instituciones de salud de Manizales y las Organizaciones del Eje Cafetero en donde hace presencia el Programa de Paz y Competitividad de la Universidad Autónoma de Manizales UAM, con el fin de indagar tanto acerca de aquellos residuos considerados como peligrosos específicamente para el sector salud, como también los residuos electrónicos, estos últimos considerados como uno de los mayores riesgos ambientales de la actualidad, debido al aumento vertiginoso de los mismos y a su alta nocividad para el medio ambiente, sin que se cuente con políticas claras al respecto.
2. Presentar la magnitud de la problemática del aprovechamiento inadecuado y disposición final de los Residuos de los Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), sus oportunidades, riesgos y elementos de construcción para un Programa de Gestión de Basura Electrónica a partir de las condiciones reales de algunos municipios del Departamento de Caldas (Contrastando la Encuesta del Estado del Arte del Mantenimiento en Colombia (análisis comparativo 1990 – 2007) con las condiciones reales en algunos municipios y organizaciones, sus sistemas de Gestión de Mantenimiento y Gestión de Calidad con el estado actual del manejo de residuos peligrosos (RESPEL)).
3. Realizar un Manual de Mantenimiento Preventivo Planificado (MMPP) que sirva de guía en la conservación de los electrodomésticos más utilizados.

JUSTIFICACION

Actualmente en Colombia hay ausencia de políticas e iniciativas que asuman la prevención del posible impacto negativo sobre el medio ambiente, producto del aumento acelerado de celulares, ipod, videojuegos, televisores, reproductores de mp3, computadores, radios y diversos dispositivos electrónicos que caen rápidamente en desuso ante la sociedad de consumo.

En América Latina y el Caribe no hay implementación de normas y acuerdos internacionales sobre la transferencia de basura electrónica, se presenta ausencia de información pública sobre el tema así como de los sistemas de tratamiento.

Por otra parte, nos enfrentamos a las dificultades de intervención en el mercado de las Tecnologías de Información y Comunicación en la Región, ante el incremento de las donaciones de computadores usados desde los países desarrollados hacia los países en desarrollo.

La preocupación central del proyecto la responsabilidad compartida en la disposición final de los equipos electrónicos en algunos municipios del Departamento de Caldas, vistos desde la gestión del mantenimiento y los procesos de gestión de calidad, se enfoca en la transferencia y reciclaje de equipos electrónicos en especial computadores y teléfonos celulares dirigido hacia los programas sociales de Colombia que apoyan experiencias educativas y / o comunitarias.

El acelerado proceso de desarrollo de la Industria Tecnológica ha instalado un nuevo problema social y ambiental: el manejo y control del incremento de equipos y componentes electrónicos en desuso y obsoletos, sumado a la poca cultura del mantenimiento como pilar inicial para garantizar el control adecuado de los sistemas de gestión de calidad y ambiental.

El incremento de producción y consumo de dispositivos electrónicos en los países desarrollados, ha enfrentado a estos con la necesidad de tomar acciones que controlen, prevengan, limiten y corrijan los impactos medio ambientales, a través de mecanismos de regulación, normatividad y estandarización de los aspectos legales y comerciales involucrados. Para lo cual han definido estrategias que consideran el reuso, el reciclaje y formas adecuadas de eliminación de estos aparatos cuando no tienen mayor vida útil.

La donación y la transferencia de computadoras hacia los países en desarrollo han sido otra de las soluciones adoptadas por los países desarrollados. Esta estrategia resuelve un problema para ambas partes, ya que al mismo tiempo ayuda a eliminar el volumen de desecho en los países desarrollados y ofrece una mayor disponibilidad de computadoras en los países en desarrollo. Estas acciones están dirigidas principalmente a apoyar proyectos sociales que benefician a los sectores con menos recursos adquisitivos y especialmente a programas educativos.

Si bien este sistema ayuda, la iniquidad digital se mantiene en los países en desarrollo. Por lo tanto, la transferencia Norte - Sur de computadoras obsoletas continuará.

Estudios señalan que la vida útil de las computadoras recicladas es aproximadamente de tres años, después se transforman en basura electrónica. A esto se agrega la producción de material electrónico obsoleto que ciertos sectores de los propios países en desarrollo están generando. Esto da cuenta de un escenario similar al de los países desarrollados, pero sin las estrategias necesarias e indispensables para prevenir el impacto no deseado de esta sobre producción de basura electrónica. En este contexto, América Latina y El Caribe necesitan escenarios alternativos y posibles estrategias para el adecuado manejo de esta transferencia y políticas de tratamiento de desecho y basura electrónica.

Por el momento la situación en Colombia no es grave, pero es necesario comenzar las acciones pertinentes para que en el futuro el manejo de la basura electrónica no se convierta en un problema.

No obstante, los datos que arrojó un estudio realizado en Colombia por el EMPA, instituto de investigaciones suizo especializado en tecnología y ciencias materiales, no son halagadoras. Según el informe, en el 2007 se generaron en el país entre 6.000 y 9.000 toneladas de computadores, monitores y componentes relacionados con estos equipos, lo que corresponde a cerca de 0,1 Kg por persona. Esta cantidad es casi la quinta parte de todos los residuos de computadores que se han producido en Colombia desde 1998 (entre 40.000 y 50.000 toneladas).

En el caso de los celulares, el EMPA estima que, para el 2007, se acumularon unas 3.000 toneladas de equipos obsoletos, lo que corresponde a unas 450 toneladas de cobre y 3,7 millones de dólares.

De otro lado, la firma investigadora de mercados GARTNER RESEARCH afirma que, entre el 2006 y el 2010, se remplazarán en el mundo alrededor de 925 millones de computadores. De estos, el 73 por ciento irá a parar a basureros o se almacenará y el 27 por ciento restante se reciclará.

El aumento en la producción de basura electrónica, se debe en parte a la disminución de los precios de los dispositivos tecnológicos, que hace que las personas compren más aparatos y, si llegan a dañarse, piensen dos veces la posibilidad de arreglarlos por los altos costos de reparación, y que ahora la vida útil de los productos es más corta y la gente tienda a cambiarlos con más frecuencia.

Actualmente no existe suficiente infraestructura para reciclar este tipo de residuos en el país y se carece de información general y detallada en cuanto a estudios técnicos y de mercado. Además hay pocas empresas formales que se dedican a reciclar basura electrónica y en cambio se estima una creciente proliferación de actividades “artesanales” de recuperación, bajo sistemas informales que no garantizan la protección de los trabajadores frente la manipulación y exposición a materiales tóxicos.

Estas condiciones reafirman la oportunidad y conveniencia de un estudio detallado como el presente en el cual se tomará como base el informe final de Marzo de 2008 Gestión de Residuos Electrónicos en Colombia Diagnóstico de Computadores y Teléfonos Celulares, y la Encuesta del Estado del Arte del Mantenimiento (análisis comparativo 1990 – 2007), elaborada por La Asociación Colombiana de Ingenieros – ACIEM y extenderla a las entidades públicas como Hospitales y Alcaldías con el único propósito de aportar elementos de análisis que contribuyan a fortalecer la cultura del mantenimiento en el país que, a su vez, se refleje en un mayor grado de productividad y de competitividad para éste, a nivel local e internacional, la cual se tomará como línea base para cruzar con la realidad que enfrentan algunos municipios del departamento de Caldas y del eje Cafetero en donde hace presencia el Programa Paz y Competitividad de la Universidad Autónoma de Manizales y en el cual me desempeño como Gerente de Proyectos y Asesor Técnico para que a partir de la gestión del mantenimiento y los procesos de gestión de calidad, analizar las responsabilidades compartidas en la gestión y manejo integral de la basura electrónica.

Teniendo en cuenta el incremento en las ventas de dispositivos electrónicos en Colombia es evidente el rápido crecimiento de equipos en desuso, y por ende grandes cantidades de basura electrónica que se generará en los próximos años, aunque hoy es pequeña, es importante generar modelos de reuso, reacondicionamiento y reciclaje para garantizar el máximo aprovechamiento por un lado de la función del producto y por otro lado de los materiales y recursos secundarios de los aparatos, así como de la gestión del mantenimiento a partir de los procesos de gestión de calidad que tienen tanto empresas públicas como privadas.

Aunque se ha incrementado la conciencia ambiental, la contribución mundial de este proyecto será la promoción de políticas públicas endógenas a partir de los actores locales que se traduzcan en acciones reales que influyan en la disminución del impacto al medio ambiente promoviendo la responsabilidad compartida en la disposición final de los equipos electrónicos en algunos municipios del departamento de Caldas, vistos desde la gestión del mantenimiento y los procesos de gestión de calidad.

Considero importante aportar a la comunidad local, nacional e internacional, ilustrar a través de esta iniciativa cuyo propósito es explorar las oportunidades y retos ocasionados por el exceso de equipos electrónicos en naciones industrializadas, su envío potencial (tecnología desactualizada y un tanto obsoleta) a países como Colombia, y las consecuencias ambientales de regulación y de mercado que esta transferencia puede implicar para el desarrollo de la Región.

El futuro cercano de este proyecto será productivo y benéfico para Colombia, la región del eje cafetero y el departamento de Caldas, en la medida en que se comparta con el acervo cultural, y se gestione ante las autoridades locales y regionales para la promoción de políticas públicas e iniciativas que asumieran la prevención del posible impacto negativo sobre el medio ambiente producto del aumento de dispositivos electrónicos en desuso, su posible reutilización y a través de las Universidades desarrollar una reflexión y debate para definir las responsabilidades y posibilidades de incidencia de los distintos grupos involucrados en los sistemas de producción y gestión de equipos electrónicos, con el propósito de aportar en el conjunto de condiciones que intervienen en su disposición final, continuando con el proceso de sensibilización al Gobierno Nacional y local, las comunidades académica, empresarial y social, acerca de la importancia del mantenimiento y la disposición final de los desechos electrónicos dentro del desarrollo regional, lo cual se afianzará a través de publicaciones que permitan a abrir muchas mentes con respecto al tema.

A partir de mi experiencia docente en diferentes Universidades e Instituciones Educativas del departamento de Caldas, mi aporte pedagógico será contribuyente y enriquecedor en un futuro al brindar alternativas de solución de necesidades que se presenten en diversas áreas del conocimiento y que contribuyan al desarrollo regional.

MARCO REFERENCIAL

A pesar del aumento de la basura electrónica, no existen medidas directas de regulación sobre las necesidades de prevención de producción y de tratamiento en su destino final. En general, en los países latinoamericanos no hay una cultura de reciclaje, y la prevención del medio ambiente se ha instalado como un tema específico de ciertos grupos especializados como las corporaciones autónomas regionales de cada departamento como entes gubernamentales encargados de los temas ambientales (CORPOCALDAS caso Departamento de Caldas).

El tema del reciclaje y tratamiento de basura electrónica es desconocido no sólo para la mayoría de la población Colombiana, sino también para los expertos que trabajan en el tema de las Tecnologías de Información y Comunicación.

En Colombia existe una “Política para la Gestión Integral de Residuos” publicada en 1998 que se fundamenta principalmente en la Constitución Política, las leyes 99 de 1993 y 142 de 1994. Esta Política está orientada a dos ejes temáticos relacionados principalmente con los residuos sólidos no peligrosos:

- Obligación del estado a orientar y establecer un marco de acción para las entidades públicas con responsabilidades de la gestión de residuos sólidos, desde el punto de vista del saneamiento ambiental. Comprende los aspectos técnicos, económicos, administrativos, ambientales y sociales involucrando la prestación del servicio de aseo. Respecto a los aspectos técnicos, la política contempla líneas de acción en las diferentes etapas que componen la gestión de los residuos sólidos: generación, almacenamiento, recolección, tratamiento y disposición final.
- La vinculación del sector privado en cuanto a la generación de residuos, en especial a la problemática que concierne la Producción Más Limpia.

Como complemento a la Política anterior, el Consejo Nacional Ambiental aprobó el 15 de diciembre de 2005, la Política Ambiental para la Gestión Integral de Residuos o Desechos Peligrosos, cuyo objetivo es, en el marco de ciclo de vida, prevenir la generación de residuos peligrosos (RESPEL) y promover el manejo ambientalmente adecuado de los que se generen, con el fin de minimizar los riesgos sobre la salud y el ambiente contribuyendo al desarrollo sostenible.

Es necesario generar conciencia y acciones ciudadanas, de manera que la población a través de sus autoridades locales, puedan asumir una actitud responsable en relación con la basura electrónica y actuar. Hay que presentar soluciones viables para el tratamiento de la basura, generar espacios, lugares y estrategias posibles de realizar para que la gente pueda participar en estos temas.

En Colombia como en los demás países de América Latina todavía no existe una legislación específica sobre la gestión de basura electrónica. Sin embargo, el Gobierno Nacional está consciente de que se necesita una normatividad con respecto al tema y crear las condiciones que faciliten su aplicación.

De otra parte, el tema de la legislación y reglamentación de los RAEE (Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos) es motivo de discusión actualmente al interior de los países de América Latina. Todavía no es muy claro el camino a seguir y su clasificación, aunque el Convenio de Basilea pareciera acogerlos en el marco de sus desarrollos técnicos e inclusive dentro de algunas de las corrientes de residuos presentes en sus listados.

Con el paso del tiempo los países han ido elevando el nivel de exigencia de las normas que controlan el manejo de los residuos peligrosos, lastimosamente, muchas de estas normas se han emitido después de que han ocurrido incidentes ambientales que implican la muerte de muchos seres humanos, la contaminación (a veces irreversible) de los recursos naturales o la devastación de grandes zonas.

Por lo anterior, debido a las características tan especiales de la basura electrónica y a las pocas experiencias internacionales desarrolladas hasta el momento, pareciera que la alternativa más conveniente actualmente para el Gobierno Nacional es comenzar a promover con el Congreso Nacional la expedición de un proyecto de Ley para los RAEE, del cual se pueda expedir posteriormente reglamentación específica, con base en el Principio de Responsabilidad Extendida del Productor y los resultados de los diagnósticos preliminares, que abarque los principales aspectos de la gestión y manejo de estos residuos.

En Latinoamérica hay una industria de tratamiento de basura electrónica, denominada Recicla, y está instalada en Chile. También existe una experiencia social de reciclaje, que es ASSIC en México, pero no tiene carácter de industria.

Hay oportunidades para crear proyectos sociales grandes sobre el tema de basura electrónica, que apoyen a los proyectos de reacondicionamiento de computadores y, al mismo tiempo, desarrollen estrategias concretas para aminorar el impacto negativo de la basura electrónica.

Analizando los flujos y cantidades de los residuos de computadores y celulares en Colombia es importante resaltar lo siguiente:

- En los últimos tres años las cifras de ventas de computadores y celulares se han disparado. Sólo entre 2005 y 2007, en Colombia se han vendido alrededor de 2 millones de computadores, lo que corresponde al aproximadamente 60% de la base instalada actual (según estimaciones para el 2007: 3.2 millones de PCs). En otras palabras, cada dos de tres computadores actualmente en uso se ha comprado en los últimos tres años.
- Las tendencias de las ventas van claramente hacia los computadores portátiles. Entre 2006 y 2007, el porcentaje de portátiles con respecto a las ventas totales ha aumentado de un 18% a un 31% (estimación). De esa manera, dentro de los próximos cinco años aproximadamente el 40% de los computadores en uso serán portátiles.
- Un factor determinante con relación al crecimiento de los aparatos en desuso es la vida útil. En Colombia, como en el resto del mundo, se está observando una disminución de la vida útil de los productos debido a los avances tecnológicos y las exigencias de los consumidores. Según la industria de la telefonía celular, la vida útil de un teléfono móvil ya está por debajo de los dos años (por lo menos la “primera” vida útil).
- Durante el año 2007 se generó aproximadamente la quinta parte de todos los residuos de computadores en Colombia. Para Chile se calculó que entre 1996 y 2007 se generó apenas el 10% de todos los residuos de PC que serán generados hasta el año 2020 (Steubing, 2007). En otras palabras, las grandes cantidades de basura electrónica están todavía por venir.

Independiente de un compromiso voluntario por parte de los productores es necesario y urgente que en Colombia se avance con la regulación mediante una norma o ley sobre residuos eléctricos y electrónicos. Es la responsabilidad del estado colombiano definir las condiciones marco para una gestión responsable y sostenible, y fortalecer los mecanismos para disminuir la ilegalidad en el sector de los aparatos eléctricos y electrónicos.

MARCO CONTEXTUAL

Responsabilidad compartida: El compromiso que deben asumir todos los actores de la cadena de reciclaje de aparatos electrónicos. Una gran parte de la responsabilidad recae en los consumidores, que deben saber que los dispositivos tienen un tratamiento diferente a la basura tradicional.

En Colombia, la gente se guarda los equipos, por lo que hay que enviar mensajes fuertes para que los integren a la cadena de reciclaje.

¿Por qué reciclar?: Los aparatos electrónicos que se desechan tienen numerosos materiales perjudiciales para la salud humana y animal. Los monitores y televisores fabricados con tubos de rayos catódicos (aquellos que no son de pantalla delgada) tienen entre cuatro y ocho libras de plomo; los de formato delgado poseen menos plomo pero más mercurio.

Estudios médicos demuestran que la exposición a metales como estos causa daños en el cerebro y los riñones, entre otros órganos. A su vez, el cadmio presente en una sola batería de celular es suficiente para contaminar más de 150 mil galones de agua.

Son cerca de mil materiales, muchos de ellos tóxicos, entre los que se encuentran solventes basados en cloro, retardantes de flama polibromados, PVC, metales pesados, plásticos y gases que se utilizan para fabricar productos electrónicos y sus componentes.

Según la Unión Europea, los desechos electrónicos crecen tres veces más rápido que la basura tradicional y pronto alcanzarán los 40 millones de toneladas métricas, cantidad suficiente para cargar una fila de camiones entre Colombia y China.

¿Qué hacer con una computadora vieja? Ésa es la pregunta que se hacen miles de personas en una época en que la vida útil de un computador promedio se ha reducido a dos años, según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA). Si es de los que depositan una computadora no deseada en el cuarto de reblujo, debe saber que esta práctica puede tener consecuencias muy serias. Los computadores, así como las pilas, los celulares y otros equipos, contienen elementos tóxicos como el plomo, el mercurio, el cadmio y el bario. Al depositarse en vertederos al aire libre o al ser quemadas, estas sustancias contaminan el suelo y el aire, pasan luego al agua y afectan a las comunidades aledañas.

Cada hora se producen cuatro mil toneladas de desechos electrónicos en el mundo, lo que equivale a más de 35 millones de toneladas anuales, según declaró en 2005 Kevin May, activista de Greenpeace. Esta organización, así como otros grupos ecológicos, han exigido que los fabricantes de equipos, que se benefician de su venta, se responsabilicen por el destino final de sus productos y utilicen sustancias no contaminantes. La realidad, sin embargo, es que apenas el 11 por ciento de la llamada “e-basura” o “e-desechos” de Estados Unidos se recicla.

En 1989 los países de las Naciones Unidas firmaron el Convenio de Basilea que regula el movimiento transfronterizo de los desperdicios peligrosos. Este Convenio establece que los desechos peligrosos deben ser tratados lo más cerca posible de su fuente de generación y que su tránsito transfronterizo debe ser reducido al mínimo. A pesar de ello, gran parte de los desechos electrónicos de los países industriales de Occidente, es transportada ilegalmente a ciertas zonas de Asia. Allí, miles de personas se dedican a rescatar piezas y metales de los vertederos para venderlos, exponiéndose a los efectos de la contaminación, lo cual no es ajeno a los rellenos sanitarios de Colombia en donde los mal llamados “desechables” (recicladores) viven de la basura, lo cual se suma a la cultura del no reciclaje que se vive en la mayoría de Municipios del país.

“El destino de los desechos informáticos”, un reportaje del periódico argentino Clarín, explica que en ciudades de China, la India y Pakistán los adultos y niños que trabajan en esta tarea por 1,20 dólares diarios sufren de problemas respiratorios. Una investigación de la EPA (Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos), afirma el texto, descubrió que para Estados Unidos sale 10 veces más barato enviar un monitor de computadoras a Asia que descomponer y reciclar sus materiales en su propio territorio.

El debate ético sobre quién debe garantizar el manejo adecuado de los desechos electrónicos está abierto. Mientras algunos señalan a las empresas fabricantes, otros destacan la responsabilidad de los usuarios y del Estado. En algunos sitios ya existen normas legales al respecto, como en Suiza, considerado uno de los países a la vanguardia en el tema.

Se espera que en el futuro las compañías reemplacen los componentes tóxicos de sus productos por otros más amigables con el medio ambiente y la salud. A su vez, las computadoras y equipos electrónicos tendrán dos posibles destinos: el depósito en contendedores especiales o la devolución al fabricante para su reciclaje. Hay quienes proponen incorporar en el costo de venta del equipo un impuesto de reciclaje. Saldría más costoso para el consumidor, pero le asegura un manejo adecuado de su computadora una vez se deshaga de él.

Una opción es la que ofrece la organización internacional Greenpeace: apoyar a las compañías que han tomado acciones para lograr una producción más limpia. En su sitio web greenpeace.org se puede encontrar un “ranking verde” que evalúa el compromiso ambiental de las 14 mayores productoras de celulares y computadoras del mundo. La empresa que por el momento lleva la delantera en disminución de sustancias tóxicas y reciclaje es Nokia, seguida de Sony Ericsson. Entre los fabricantes de computadoras la ventaja la llevan Dell y Lenovo.

La empresa menos “verde” y peor posicionada es Hewlett Packard (HP). Desde el web de Greenpeace se puede enviar una petición a estas empresas para que eliminen los químicos contaminantes de sus productos. El objetivo final es que todas las compañías fabricantes de electrónicos reemplacen las sustancias más nocivas para el año 2009.

La segunda alternativa es disminuir en lo posible los desperdicios electrónicos. La página de Internet universia.pr propone ocho opciones para aprovechar su computadora vieja. Entre ellas, no botar un equipo, sino repararlo. Muchas veces se puede actualizar o arreglar una computadora tan sólo reemplazando algunas piezas. Si no está familiarizado con este proceso, puede acudir a un centro de reparación de computadoras. En las direcciones laptoprd.com y oascomputer.com se ofrece información sobre los servicios de reparación y venta de piezas de computadoras. En la empresa Laptop Service (809- 567-0707) puede poner en venta su equipo.

En caso de que su computadora no tenga reparación o ésta salga casi igual de costosa que comprar una nueva, trate de aprovechar algunas de sus partes, ya sea instalándolas en otro equipo o vendiéndolas. Si su computadora está en buen estado pero ha quedado obsoleta para sus necesidades, dónela a organizaciones educativas que estén interesadas.

Gestión del Mantenimiento: es un factor clave para las empresas elevar el presupuesto para mantenimiento, disminuyendo la obsolencia de los equipos, de manera que se efectúe una constante actualización tecnológica . La gestión de mantenimiento debe ir de la mano con los retos que exige la competitividad del mercado mundial actual, por lo cual enfrenta como desafío, el fortalecimiento de la cultura del mantenimiento al interior de las empresas, a través de procesos de sensibilización en todos los niveles, lo cual debe ocupar un lugar preponderante en las empresas públicas y privadas, a fin, de alcanzar los estándares internacionales, influyendo en la implementación de sistemas de gestión de calidad.

La gestión del mantenimiento es parte determinante de costo del producto o servicio haciendo más efectiva la racionalización de recursos y de esta manera se puede impactar en la disposición final de los residuos electrónicos. La mayor repercusión de este proyecto está en los aportes que se pueden realizar en la solución de necesidades de las empresas y la sociedad regional, nacional y mundial en desarrollos que ilustren a países en condiciones similares o peores que Colombia, en mostrar políticas de gestión de mantenimiento y de calidad acopladas al reciclaje y su contribución en a crear conciencia, en el cambio de su forma de pensar para cambiar el mundo real: que las personas consuman con moderación y sobriedad. Ya que nos estamos llenando de basura chatarra por un consumo indiscriminado que genera situaciones de injusticia social y ecológica.

1. GESTION DE RESIDUOS PELIGROSOS EN COLOMBIA

El conocimiento del estado actual de la información acerca de la generación, cantidad, calidad y gestión de los residuos peligrosos en el país y el análisis de algunas experiencias internacionales, origina la necesidad de establecer una serie de definiciones como por ejemplo, desecho, residuo sólido y residuo peligroso para precisar sus implicaciones y diferenciar su manejo. La definición se sustenta en las definiciones adoptadas por diferentes países y organizaciones ambientales y también contenidas en la normatividad colombiana.

Desecho: es todo aquello que no tiene uso, ni para la actividad que lo genera ni para otras, y debido a esto su único destino es la eliminación.

Residuo sólido: son aquellas materias generadas en las actividades de producción y consumo, que no han alcanzado un valor económico en el contexto que son producidas.

Residuo peligroso: es todo aquel que por sus características infecciosas, tóxicas, explosivas, corrosivas, inflamables, volátiles, combustibles, radiactivas o reactivas puedan causar riesgo a la salud humana o deteriorar la calidad ambiental hasta niveles que causen riesgo a la salud humana. También son residuos peligrosos aquellos que sin serlo en su forma original se transforman peligrosos, entonces se consideran residuos peligrosos los envases, los empaques y embalajes y demás elementos que hayan estado en contacto con ellos.

Corrosividad: (Environmental Protection Agency, 1980) Un residuo es corrosivo si presenta cualquiera de las siguientes propiedades:

a. Ser acuoso y presentar un pH menor o igual a 2 o mayor o igual a 12,52
b. Ser líquido y corroer el acero a una tasa mayor que 6.35 mm al año a una temperatura de 55°C, de acuerdo con el método NACE (National Association Corrosion Engineers), Standard TM-01-693, o equivalente.

Reactividad: (Environmental Protection Agency, 1980) Un residuo es reactivo si muestra una de las siguientes propiedades:

a. Ser normalmente inestable y reaccionar de forma violenta e inmediata sin detonar
b. Reaccionar violentamente con agua
c. Generar gases, vapores y humos tóxicos en cantidades suficientes para provocar daños a la salud o al ambiente cuando es mezclado con agua
d. Poseer, entre sus componentes, cianuros o sulfuros que, por reacción, libere gases, vapores o humos tóxicos en cantidades suficientes para poner en riesgo a la salud humana o al ambiente
e. Ser capaz de producir una reacción explosiva o detonante bajo la acción de un fuerte estímulo inicial o de calor en ambientes confinados.

Explosividad: (Environmental Protection Agency, 1980) Un residuo es explosivo si presenta una de las siguientes propiedades:

a. Formar mezclas potencialmente explosivas con el agua
b. Ser capaz de producir fácilmente una reacción o descomposición detonante o explosiva a 25°C y 1 atm
c. Ser una sustancia fabricada con el objetivo de producir una explosión o efecto pirotécnico.

Toxicidad Un residuo es tóxico si tiene el potencial de causar la muerte, lesiones graves, efectos perjudiciales para la salud del ser humano si se ingiere, inhala o entra en contacto con la piel. Para este efecto se consideran tóxicos los residuos que contienen los siguientes constituyentes enumerados en el Cuadro 1 (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, 1989)

Cuadro 1: Sustancias tóxicas que confieren peligrosidad a un residuo

Metales carbonilos

Berilio y sus compuestos

Cromo hexavalente y sus compuestos

Compuestos de cobre

Compuestos de zinc

Arsénico y sus compuestos

Selenio y sus compuestos

Cadmio y sus compuestos

Antimonio y sus compuestos

Telurio y sus compuestos

Mercurio y sus compuestos

Talio y sus compuestos

Plomo y sus compuestos

Compuestos inorgánicos del flúor, con exclusión del fluoruro cálcico

Cianuros inorgánicos

Asbesto (polvo y fibras)

Compuestos orgánicos del fósforo

Cianuros orgánicos

Fenoles, compuestos fenólicos, incluyendo clorofenoles

Esteres

Solventes orgánicos halogenados y no halogenados

Cualquier sustancia del grupo de los dibenzofuranos policlorados

Cualquier sustancia del grupo de las dibenzoparadioxinas policloradas

Otras sustancias organohalogenadas

Se ha optado por una definición de toxicidad totalmente cualitativa para evitar análisis sofisticados de laboratorio para la clasificación de los residuos. Sin embargo, una definición más exacta requiere la utilización de límites cuantitativos de contenido de sustancias tóxicas el uso de definiciones que establecen la LC50 (concentración letal media que mata al 50% de los organismos de laboratorio), tales como las que se usan en los Estados Unidos (Environmental Protection Agency, 1980) o en el Estado de Sao Paulo, Brasil (CETESB/ASCETESB, 1985)

Inflamabilidad: (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, 1989) Un residuo es inflamable si presenta cualquiera de las siguientes propiedades:

a. Ser líquido y tener un punto de inflamación inferior a 60°C, conforme el método del ASTM-D93-79 o el método ASTM-D-3278-78 (de la American Society for Testing and Materials), con excepción de las soluciones acuosas con menos de 24% de alcohol en volumen
b. No ser líquido y ser capaz de, bajo condiciones de temperatura y presión de 25°C y 1 atm, producir fuego por fricción, absorción de humedad o alteraciones químicas espontáneas y, cuando se inflama, quemar vigorosa y persistentemente, dificultando la extinción del fuego
c. Ser un oxidante que puede liberar oxígeno y, como resultado, estimular la combustión y aumentar la intensidad del fuego en otro material.

Patogenicidad (CETESB/ASCETESB, 1985) Un residuo es patógeno si contiene microorganismos o toxinas capaces de producir enfermedades. No se incluyen en esta definición a los residuos sólidos o líquidos domiciliarios o aquellos generados en el tratamiento de efluentes domésticos.

“El conocimiento nos hace responsables” Ernesto “Che” Guevara

Se considera de gran importancia tener claro estos conceptos, ya que muchas veces por el desconocimiento se cometen errores, sin saber las consecuencias que se generan posteriormente.

El tema de residuos peligrosos es de especial importancia por los efectos y riesgos potenciales para la salud humana y el medio ambiente, resultado de un inadecuado manejo y disposición final, lo cual es agravado por que la problemática asociada a estos residuos solamente se evidencia cuando sus efectos se han hecho presentes.

Debido a la dispersión de esfuerzos de diferentes entidades en la búsqueda del conocimiento en cuanto a la generación, calidad, cantidad y gestión de los residuos peligrosos, se han realizado varios estudios por entidades gubernamentales y universitarias, dando cifras o información aproximada a la real.

La generación de sustancias peligrosas componentes de los residuos en el medio ambiente está dada por las actividades consumidoras y productoras de bienes o servicios.

El sector manufacturero que transforma materiales en bienes, el sector agroindustrial que comprende procesos de transformación y producción de plantas y animales, el sector destinado a la prestación de servicios y el sector doméstico.

También se resalta como factor social la migración de los habitantes del campo a la ciudad, que tiene influencia sobre la generación de residuos especiales, tanto en el sector agrario (por la sustitución de métodos tradicionales por métodos de explotación intensiva), como en el sector de la industria manufacturera (por el incremento de las demandas de manufacturas industrialmente producidas), en el sector servicios (por la demanda creciente) y en el sector doméstico (por la utilización de artículos de aseo personal, para el mantenimiento de las viviendas y para la atención de la salud).

Se tiene que la industria manufacturera es la principal productora de residuos peligrosos, particularmente la industria petroquímica, carboquímica, galvanoplastia. Otros generadores importantes son las termoeléctricas, el sector minero, las industrias del hierro y el acero y las de metales ferrosos.

En Colombia desde el punto de vista regional la generación se concentra en las áreas con mayor nivel de industrialización. Los departamentos con mayor producción de residuos sólidos potencialmente peligrosos son: Cundinamarca (incluyendo a Santafé de Bogotá) con el 34%, Antioquia con 23%, Valle con 13%, Atlántico y Bolívar con 11% y Santander con el 8%

En el sector servicios puede obtenerse información del subsector salud, del cual se han realizado estudios que reportan índices de generación por cama, con base en los cuales puede estimarse que la generación de residuos peligrosos hospitalarios es de aproximadamente 300 ton/año.

En el sector agroindustrial no se encuentran cifras consolidadas de generación de residuos, pero se reconoce que el potencial generador de residuos peligrosos se encuentra en el uso de plaguicidas y fertilizantes, especialmente en lo que corresponde a sus empaques.

El sector doméstico es el menos tratado en el país a nivel de generación de residuos peligrosos, y no se encuentran reportes de generación para este sector.

Al problema de la generación debe sumarse la debilidad de las entidades reguladoras, planificadoras y ejecutoras de políticas en el tema de los residuos peligrosos, causada en gran parte por el desconocimiento del problema, las restricciones presupuestales y la falta de capacidad técnica, en materia de recursos humanos especializados.

Otro punto importante en el tratamiento de los residuos peligrosos es el transporte de los mismos para su disposición final tanto internamente en el país como en el transporte transfronterizo, ya que tiene acuerdos establecidos para llevar a cabo esto, como es el de Basilea y la OECD tienen como objetivo el control del movimiento transfronterizo de residuos, para lo cual establecen unas categorías de residuos admitidos o no.

Algunas establecen como criterio de caracterización el origen o procedencia, mientras que otras toman como punto base lasa características, estado o forma de presentación de los residuos.

El sector manufacturero de la industria química requiere un análisis especial porque es el mayor productor de sustancias químicas con características inherentes de peligrosidad y por lo tanto es el sector con mayor potencialidad de generación de residuos peligrosos.

Las materias primas para esta industria provienen generalmente de la industria de extracción o minera, los consumidores de químicos refinados son mayoritariamente los otros grupos de la clasificación CIIU (Código Internacional Industrial Uniforme), del sector manufacturero por lo que la industria química básica se encuentra como intermediaria en la producción manufacturera.

Para mejorar la problemática de los residuos peligrosos es necesario que se involucre la descripción de la tecnología utilizada, porque la inclusión de nuevas o mejoradas formas de procesamiento modifica la aparición en cantidad y calidad de los residuos.

Por otro lado el sector agroindustrial se refiere a las sustancias o componentes de residuos o componentes de residuos presentes en la actividad agraria en su gran mayoría, debido a que esta actividad es la mayor usuaria de productos químicos como fertilizantes y biocida, mientras que la actividad ganadera en nuestro país mayoritariamente extensiva no tecnificada y con un consumo menor, en volúmenes de sustancias químicas. En la lista correspondiente a este sector aparecen los insecticidas, los herbicidas, fungicidas y acaricidas utilizados en el país, con el nombre comercial y su componente activo.

En el sector servicios se agrupa un gran número de actividades necesarias para el desarrollo de los otros sectores, tales como el suministro de agua, de energía eléctrica, gas natural, plantas de tratamiento de aguas servidas, servicios de aseo y de salud. El riesgo latente en cuanto a residuos peligrosos se encuentra principalmente en el servicio de salud, algunos residuos de estaciones de servicio y plantas depuradoras de agua.

Para el sector doméstico se considera el flujo de bienes de uso o productos desarrollados por el sector manufacturero principalmente, destinado a actividades domésticas agrupadas como: limpieza y mantenimiento del hogar, cuidado personal, cuidados con el automóvil, cuidados del jardín y productos misceláneos.

1.1. HACIA UNA GESTIÓN INTEGRAL DE RESIDUOS PELIGROSOS

La gestión integral de los residuos peligrosos tiene como objetivo la minimización de los riesgos para los seres humanos y el medio ambiente, a través del adecuado manejo y la disminución de la cantidad y/o peligrosidad de los residuos que llegan a los sitios de disposición final. Además, esta gestión requiere ser parte de una estrategia integral ambiental, para evitar transferir de un medio a otro los problemas generados por estos, a la vez que debe reflejarse en las políticas sectoriales.

En este proceso la información se constituye en un elemento fundamental para lograr una adecuada planificación; sin embargo, debido al escaso conocimiento que se en materia de residuos peligrosos en el país, es necesario desarrollar estudios básicos que permitan conocer el estado del arte de la gestión ambiental de los residuos peligrosos y preparar diagnóstico que proporcionen estrategias de acción institucional y orienten la formulación de la política.

A partir del diagnóstico de la situación actual podrá plantearse una estrategia apropiada para minimizar los residuos peligrosos en la fuente y lograr su manejo en una forma ambientalmente aceptable, es necesario que el diagnóstico se inicie con diagnósticos y continúe con diagnósticos regionales, debe ser dinámico en el curso del tiempo y dependerá de la definición de residuos peligrosos que se adopte en el país.

Por otro lado, la capacidad institucional para proveer lineamientos y dar cumplimiento a orientaciones de política es uno de los elementos esenciales sobre los cuales debe fundamentarse la formulación de una propuesta de política de residuos peligrosos. Es necesario darle especial importancia al fortalecimiento de la capacidad técnica y de gestión de las autoridades ambientales con respecto al tema.

En este contexto la lista de residuos peligrosos debe convertirse en un punto de concertación y discusión entre las entidades involucradas en el tema, los gremios de la producción y la sociedad, con el fin de crear una herramienta efectiva para la planificación y gestión en el tema.

Además las implicaciones que tienen el manejo y disposición inadecuada de los residuos peligrosos, la responsabilidad de su gestión no debe recaer en los municipios, sino a nivel nacional en el Ministerio del Medio Ambiente, el Ministerio de Desarrollo Económico y el Ministerio de Salud, y a nivel regional en las Corporaciones Autónomas Regionales.

1.2. 5 S para los planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos

1. SEIRI- Separar: Cuando lleguen los residuos sólidos se deben separar en: Plástico, vidrio, cartón y papel y chatarra
2. SEITON- Clasificar: Se deben clasificar los plásticos y los vidrios. Los plásticos se clasifican de la siguiente manera: PET, PEAD, PEBD, PVC, PP, PS. Los vidrios se clasifican: Verde, Ámbar o café y cristalino (Transparente) y que no sea plano
3. SEISO- Limpiar: Se deben lavar los plásticos, para llevarlos al proceso de molido
4. SEIKETZU- Sistematizar: El plástico se debe lavar, moler, secar y empacar. El vidrio se debe triturar y empacar. El cartón y papel se embala. La chatarra se embala
5. SHITZUKE- Disciplinar: Se debe incentivar a los operarios a que realicen esta estrategia para darle mayor efectividad al proceso del reciclaje. En primer lugar se empezará a trabajar con los plásticos.

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

1.4. DISPOSICION FINAL DE RESIDUOS PELIGROSOS

[Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten] Gráfica 1 Disposición Final de Residuos

“El hombre a lo largo de su historia ha tenido la convicción de que la naturaleza es una fuente inagotable de recursos y, además, un potente sistema de tratamiento de residuos y por esta razón es que en la actualidad escasean los suelos fértiles y las fuentes de agua aptas para el consumo humano”. (Asociación Colombiana de Ingeniería Química Capítulo Caldas)

Abbildung in dieser Leseprobe nicht enthalten

[...]

Detalles

Páginas
129
Año
2010
ISBN (Ebook)
9783656373896
Tamaño de fichero
8.7 MB
Idioma
Español
No. de catálogo
v209697
Instituto / Universidad
Atlantic International University
Calificación
CUM LAUDE
Etiqueta
e-basura caldas electrónica

Compartir

Anterior

Título: E-Basura: ¿Qué es la basura electrónica y qué hacer con ella?