Cargando...

Hans Reichenbach “Experiencia y predicción” - Un resumen crítico

Trabajo Escrito 2010 6 Páginas

Filosofía - Filosofía del siglo XX

Extracto

Hans Reichenbach “Experiencia y predicción” – Un resumen crítico

Reichenbach postula que el conocimiento es un hecho sociológico dado de antemano. Todo lo que constituye el conocimiento, sus métodos, sus procedimientos de investigación, su lenguaje, está dado ante nosotros tal y como cualquier otro hecho sociológico, p.e. los costumbres sociales o las instituciones políticas y religiosas. Todo esto parte de la misma base porque está incrporado en libros, discursos y acciones humanas. Por eso hay que estudiar el conocimiento, es decir, hacer epistemología, de tal manera como se examina cualquier otro fenómeno sociológico. La epistemología según Reichenbach tiene dos tareas, primero la tarea descriptiva: describe el conocimiento tal y como es, está interesada en la estructura interna del conocimiento. Su otra tarea es la tarea crítica, donde se examina el sistema del conocimiento acerca de su validez y fiabilidad, la llamamos normalmente análisis de la ciencia. Las dos tareas colaboran en la reconstrucción racional.

Reichenbach distingue entre condiciones internas y externas. Las condiciones internas pertenecen al contenido del conocimiento, y las relaciones externas combinan el conocimiento con referencia a otras cosas fuera de el. También muestran la diferencia entre epistemología y sociología, porque la primera sólo trata de las relaciones internas, mientras la segunda las mezcla con relaciones externas. Reichenbach también distingue entre la epistemología que intenta construír una teoría del conocimiento con pretensión de ser lógicamente completa, y la psicología que analiza los procesos de pensamiento que en sí mismos son bastante vagos, fluctuantes y difíciles de ajustar a la lógica. Por eso hay que decidir, si se quiere hacer psicología, o sea tener correspondencia con los procesos psicológicos (contenidos mentales cotidianos) del pensamiento, o epistemología que sería la subordinación de esos procesos bajo los principios de la lógica.

La epistemología debe, según Reichenbach, hacer reconstrucciones racionales, un concepto que introdujo Carnap en “Der logische Aufbau der Welt”. Consisten en sustitutos lógicos de los reales, vagos procesos del pensamiento. La epistemología reconstruye estos procesos de tal manera en que deben occurir para ordenarlos en un sistema consistente, es decir, construye conjuntos justificables de operaciones entre el principio y el final de un proceso de pensamiento. Sigue estando en correspondencia con el proceso de pensamiento original, así que se podría decir, que la reconstrucción racional expresa lo que realmente queremos decir, es la expresión científica adecuada y por eso la base del método filosófico.

Reichenbach también distingue entre el contexto de descubrimiento y el contexto de justificación. Las razones que conducen a un descubrimiento casi nunca son las razones con los cuales se justifica una hipótesis. Se puede entender esa distinción de tal manera que el contexto de descubrimiento sólo es interesante bajo el aspecto histórico o sociológico, mientras para preguntas teóricas científicas sólo se debe tomar en cuenta el contexto de justificación, o sea la epistemología sólo se ocupa de construir este contexto.

Popper también dice que las cuestiones de hecho no son interesantes para el análisis lógico del conocimiento empírico, sino sólo las cuestiones de la justificación o validez. Por eso distingue entre el proceso de descubrimiento de una idea nueva y los métodos y resultados de su examen lógico. Me parece convincente y practicable esta distinción simple, aunque se podría decir que el contexto de descubrimiento no es necesariamente interno, porque es muy bién posible que un conjunto de científicos toma esfuerzos para descubrir p.e. un cierto particular elemental trabajando abiertamente juntos, siguiendo un proceso metodológicamente estricto. Sin embargo Popper defiende el punto de vista que no existe un método lógico de obtener nuevas ideas y que este proceso siempre contiene un un elemento irracional, que sólo puede alcanzarse a través de una Einfühlung. Por eso tiene dudas acerca de la posibilidad de formular reconstrucciones racionales que sean más que un análisis metodológico que un científico hace cuando critica, juzga, modifica o desecha su propia inspiración.

En la ciencia se suele formular teorías e hipótesis por inducción y después examinarlas sistemáticamente. Popper critica tanto la deducción inductiva como el método de examinación de las hipótesis y teorías, diciendo que la inducción no sea válida ni tampoco la intentada verificación de enunciados generales, porque no existe una verificación final. La deducción inductiva es la deducción desde proposiciones singulares hacia proposiciones generales, o sea, que se llega por ejemplo a partir de observaciones a una teoría. Y eso significa que se deduce de un número de observaciones que algo sea así siempre. Popper postula que no se puede estar perfectamente seguro incluso después de miles de observaciones, porque una deducción hecho así siempre puede probarse falsa después de años de confirmación. La validez de estos proposiciones generales, pues, se basa en observaciones y experiencias singulares, por eso nunca se les puede llamar realmente válidos, sino sólo probables. Sean tantas como sean las observaciones que apoyan un hipótesis, eso no puede significar que ella tenga validez absoluta. Muchas experiencias confirmatorias hacen subir la probabilidad que la hipótesis sea verdadera, pero nunca se puede verificar completamente una proposición general. La solución que propone Popper es el método deductivo, o sea, que se deduce enunciados singulares de la hipótesis que uno quiere verificar, y después se comprueba empíricamente estas deducciones (contrastación). Está claro porque el método inductivo y su crítica son tan importantes para Popper: Es el método de las ciencias empíricas, o sea, con este método se intenta dar respuestas a problemas que no son tautológicamente solvables. En este consiste también su relación con el problema de la demarcación: Popper pregunta por un criterio para distinguir enunciados de las ciencias empíricas de enunciados de la lógica, las matemáticas, la metafísica y los mitos. Propone la falsibilidad de un enunciado por proposiciones básicas como criterio de demarcación.

Dice Popper que se puede distinguir cuatro pasos para llevar a cabo la contrastación de una teoría. El primero consiste en la comparación lógica de las conclusiones unas con otras para medir la coherencia interna del sistema. El segundo procedimiento es el estudio de la forma lógica de una teoría, o sea determinar si es empírica o p.e. tautológica. Después comparamos la teoría con otras teorías a determinar si aquella es un adelantado cientifíco. Y por último paso la contrastamos por medio de la aplicación empírica de las conclusiones que se pueden deducir de ella. Si las conclusiones se muestran aceptables con la empiría, o sea cuando han pasado con éxito las contrastaciones (hasta ahora) se la llama verificada a la teoría. Si las conclusiones se muestran falsificadas, o sea si no superan la contrastación empírica, la teoría sí misma se la considera falsa. Cuando una teoría ha superado muchas contrastaciones exigentes y no ha sido dejado por lado por otra teoría menos anticuada, se la puede llamar corrobada por la experiencia (que es una expresión mejor que “verificada” porque como ya vimos, la verificación última de un enunciado general es imposible).

Para Popper el „problema de la inducción” de Hume es la pregunta por la válidez de las leyes naturales. Nace por la aparente contradicción en la tesis fundamental del empirismo (sólo la experiencia puede mostrarnos la verdad o falsedad de una proposición acerca de la realidad – pero es lógicamente imposible verificar últimamente un enunciado general, es decir, una ley natural). Popper propone abandonar el supuesto implícito que las proposiciones tienen que ser decidibles completamente. Entiende en vez de eso las leyes naturales como teorías “decidibles en partes”, o sea, no son verificables pero falsificables y/o criticables por hechos empíricos. Por eso el principio de demarcación (véase 5) que propone Popper es la falsificabilidad de una proposición a través de hechos empíricos (puede fracasar contrastada con la empiría).

En el círculo de Viena se buscaba un criterio de demarcación para distinguir proposiciones con sentido de aquellas sin sentido (problema que había planteado Wittgenstein). El positivismo utilizaba el método de la verificación como criterio de demarcación, así que las proposiciones verificadas tienen sentido, y las demás no. Popper critica que no sólo las proposiciones de la metafísica no son verificables sino tampoco las leyes naturales. En vez de una demarcación los positivistas ponen así al mismo nivel las proposiciones metafísicas y aquellas de las ciencias naturales.

[...]

Detalles

Páginas
6
Año
2010
ISBN (Ebook)
9783656034605
Tamaño de fichero
412 KB
Idioma
Español
No. de catálogo
v180430
Instituto / Universidad
University of La Laguna Teneriffa
Calificación
2,0
Etiqueta
hans reichenbach experiencia

Autor

Anterior

Título: Hans Reichenbach “Experiencia y predicción” - Un resumen crítico