Cargando...

"V de Vendetta" - más que una película

Reflexiones humanísticas en torno al exitoso film

Trabajo Universitario 2008 9 Páginas

Filosofía - Filosofía del siglo XX

Extracto

1-. V DE VENDETTA: EL CÓMIC COMO ORIGEN

V de Vendetta (V for Vendetta en el original inglés, también conocida como V de Venganza) no es una película con un guión original, sino que el núcleo y la idea de la historia están extraídos de la novela gráfica homónima creada en los años 80 por Alan Moore y David Lloyd. La génesis de la historia se sitúa en 1975, cuando el guionista Alan Moore esbozó un cómic para la revista Hulk Weekly en la que un terrorista transexual llamado The Doll ("El muñeco"), se oponía a un estado totalitario en los años 80. Sin embargo, el director de la revista rechazó de lleno la propuesta, puesto que se alejaba de la concepción tradicional del cómic.[1]

Sin embargo, los dos guionistas no se dieron por vencidos, y comenzaron a pulir los detalles que no encajaban para conseguir publicar el cómic. Así, decidieron que la historia tendría lugar en Inglaterra, ya que en esa época Margaret Thatcher estaba al frente del gobierno británico, y para Moore y Lloyd la carismática líder del Partido Conservador estaba llevando a cabo una política restrictiva y casi tiránica, de modo que si no se hacía algo la situación podría derivar en un régimen totalitario. Según su predicción, el Partido Laborista ganaría las siguientes elecciones, limpiaría el suelo inglés de bombas nucleares estadounidenses y así evitaría que Inglaterra se involucrara en una guerra nuclear.

Por ello, finalmente realizaron una serie de diez libros de cómics[2] cuya acción se situaba en Inglaterra, en un futuro próximo -1997- caracterizado por el gobierno despótico de un tirano que se había alzado con el poder en plena crisis tras la Tercera Guerra Mundial. Ésta habría consistido en un devastador conflicto nuclear que destruyó la mayor parte de Eurasia y Norteamérica -nótese que los dos continentes tienen el mismo nombre que los creados por George Orwell en 1984 -, lo que posibilitó el ascenso de un partido de corte totalitario como es Norsefire (“fuego nórdico”). En la película, la acción se sitúa en 2039, siendo Estados Unidos un país totalmente arrasado y quedando Inglaterra como la principal potencia mundial.

Pero todavía faltaba algo para completar el argumento: el héroe que liberaría al pueblo inglés de las fauces de la tiranía. Para ello, Moore y Lloyd se inspiraron en una serie obras literarias y cinematográficas, entre las que destacan ¡Arrepiéntete Arlequín!, dijo el Sr. Tic-Tac, 1984, Fahrenheit 451, Un mundo feliz y Robin Hood. Sin duda, la que más paralelismos tiene con la historia final es la obra ya mencionada de George Orwell, en la que un ciudadano de a pie ha de enfrentarse ante un Estado totalitario liderado por el Gran Hermano. En ambas historias Inglaterra es la elegida para ambientar la acción, y el Gobierno se caracteriza por tener controladas a las personas tanto en el trabajo como en sus vidas privadas por medio de micrófonos y cámaras de vigilancia.

Sin embargo, para la creación del personaje principal del cómic no fue la literatura la principal fuente de inspiración, sino que fue la propia Historia, una vez más, la que sirvió como modelo. En este caso, los guionistas se fijaron en un suceso acaecido en Inglaterra en el año 1605: en pleno reinado del protestante Jacobo VI, un grupo de nobles católicos ideó un plan para volar el Parlamento inglés y forzar así un cambio de dinastía en el trono inglés. El líder de la conspiración fue Guy Fawkes, y es él el auténtico modelo en que se fijaron Lloyd y Moore para crear a su personaje. Éste cobró el apodo de V y fue caracterizado como un misterioso revolucionario oculto tras una máscara de Guy Fawkes, cuyo objetivo consistía en derrocar al régimen actual e implantar un anarquismo imperante en toda Inglaterra.

En 2006, los hermanos Wachowski, dos cineastas norteamericanos que dieron ya muestras de su talento y creatividad con la trilogía de Matrix, decidieron llevar al cine la historia de V de Vendetta. La película contó con un presupuesto muy elevado y con la participación de actores de primera línea como Natalie Portman y Hugo Weaving entre otros. El éxito que tuvo entre el público y la crítica fue espectacular, pero ha habido una gran polémica en torno a la fidelidad de la película con respecto al cómic.[3] Uno de los aspectos que más se ha criticado a los hermanos Wachovski, que realizaron el guión adaptado y produjeron la película, es que en ésta se prescinde de la carga ideológica que estaba tan presente en el cómic. Y es que en la serie animada el personaje de V era ante todo un anarquista que se rebelaba no ya sólo contra el gobierno de Norsefire, sino en general contra la existencia de un poder establecido.

Aunque el argumento original de V de Vendetta tiene un claro contenido pro-anarquista, y así lo reafirma su creador Alan Moore al confesar su afinidad con dicha ideología, no han sido los anarquistas los únicos que han buscado apropiarse del ideario político de la historia. Así, ciertos sectores de la izquierda demócrata estadounidense han aplaudido el film por su simpatía hacia la homosexualidad y el Islam, que en gran parte de la población norteamericana no gozan de gran consideración -de hecho, esos guiños hacia homosexuales y musulmanes provocaron, por un lado, que algunas iglesias evangélicas criticasen duramente la película, y, por otro, que las asociaciones de gays y lesbianas se manifestasen a su favor-. Sin embargo, desde el ámbito socialista se ha criticado el ensalzamiento del líder individual en detrimento de una sociedad que de forma masificada se rinde ante el poder despótico. Algunas voces de la derecha estadounidense, por su parte, han calificado la película como un canto al terrorismo, ya que el héroe no es, según su opinión, más que un fanático que se sirve del uso de las armas y la siembra del terror para conseguir sus objetivos.

Pero consideraciones políticas aparte, resulta evidente que la adaptación cinematográfica respeta y recrea casi todos los detalles de la historia, que son los que realmente le dan una seña de identidad. Además de superflua, sería una labor prácticamente interminable analizar todos los aspectos en los que se demuestra esa fidelidad de la película con respecto al cómic, pero baste con el ejemplo del número cinco y la letra V, que aunque parezcan nimios resumen esta idea: en la serie gráfica hay constantes referencias al número cinco, que no sólo son repetidas en el film, sino que además éste refuerza todavía más la idea con la constante repetición de la fecha del 5 de noviembre -aniversario del intento de destrucción del Parlamento inglés por parte de Guy Fawkes y sus compañeros- y con continuos planos de cámara y citas por parte de los personajes en los que la protagonista es la letra V.

[...]


[1] La mayor parte de la información acerca del cómic ha sido recopilada en Internet, en las páginas www.guiadelcomic.com/comics/v_de_vendetta.htm y http://es.wikipedia.org/wiki/V_de_Vendetta.

[2] Para conocer la evolución y la actual consideración de la palabra cómic y su plural en la lengua española, es recomendable la lectura de la entrada “cómic” en el reciente Diccionario Panhispánico de Dudas de la Real Academia Española.

[3] Un ejemplo de esta controversia puede verse en la página http://vdevendetta.alternactiva.org/vdevendetta/, cuyos autores se muestran en franca oposición a la película.

Detalles

Páginas
9
Año
2008
ISBN (Ebook)
9783640846528
ISBN (Libro)
9783640844067
Tamaño de fichero
453 KB
Idioma
Español
No. de catálogo
v167658
Instituto / Universidad
University CEU San Pablo Madrid
Calificación
10 (Sobresaliente)
Etiqueta
vendetta reflexiones

Autor

Compartir

Anterior

Título: "V de Vendetta" - más que una película